ONCE MILLONES DE PERSONAS SON EMPLEADOS Y DUEÑOS DE COOPERATIVAS DE TRABAJO EN EL MUNDO

La Organización Internacional de las Cooperativas de Producción Industrial, Artesanal y de Servicios (CICOPA por sus siglas en inglés) reveló que existen más de once millones de personas que son al mismo tiempo, propietarias y trabajadoras de las Cooperativas de Trabajo en el mundo.
Un reciente estudio realizado por la CICOPA, sostiene que con la reciente transformación de la economía mundial, el cooperativismo ya no es un modelo marginal, de hecho, de acuerdo con los resultados del estudio, “las cooperativas y el empleo: un informe mundial”, al menos 11 millones de personas en todo el mundo son socios y socias trabajadoras, es decir, al mismo tiempo empleados/as y propietarios/as de su cooperativa.
"Las cooperativas de trabajo y las cooperativas sociales ponen a los empleados y empleadas en el centro del proceso de toma de decisiones. Juntos y juntas, deciden sobre el presente y futuro de su empresa", ha declarado el presidente de la CICOPA, Manuel Mariscal.
El estudio demostró que el empleo cooperativo en general (incluidos los empleados/as y productores/as por cuenta propia) incluye una mezcla de participación, una sensación familiar, una fuerte identificación con la empresa, un sentido de orgullo y reputación, un sentimiento de implementar valores a través del trabajo de uno mismo, mientras que, al mismo tiempo, se tiene una fuerte conciencia de las demandas económicas de la empresa, y de su necesidad de ser eficaz y flexible; se demostró que estas características eran particularmente fuertes entre los socios y socias trabajadoras. Basado en el trabajo de campo en todo el mundo, se obtuvieron algunos indicios de que estos componentes cualitativos del empleo cooperativo tienden a reforzar la sostenibilidad económica de las cooperativas.
“Las cooperativas y el empleo: un informe mundial” también muestra que los socios y socias trabajadoras considerados como la tercera categoría de empleo cooperativo junto a los empleados (15 millones) y los productores por cuenta propia (223 millones), son ya una parte importante del empleo cooperativo total, que afecta directamente a 250 millones de personas en el mundo. También anima al desarrollo de las cooperativas de multi stakeholders, en el que el personal está implicado como uno de los actores clave, como en el grupo Mondragón de España, en las cooperativas sociales italianas, y en las cooperativas de solidaridad Quebec de Canadá, por mencionar algunos casos emblemáticos.

"Teniendo en cuenta el empeoramiento de la situación del empleo en el mundo, especialmente entre los jóvenes, los gobiernos no pueden permitirse el lujo de mirar a otro lado cuando el movimiento cooperativo puede ofrecer una parte importante de la solución", concluye, Manuel Mariscal.